Igor Campillo

Soy el responsable del diseño y despliegue de la estrategia y del rendimiento general de Euskampus Fundazioa.

Los últimos años de mi carrera los he dedicado a impulsar el Campus de Excelencia Internacional (CEI) Euskampus, primero desde la UPV/EHU, y a partir de diciembre de 2011 desde mi posición de director de Euskampus Fundazioa. Una vez finalizado el proyecto de Campus de Excelencia Internacional he trabajado en diseñar un planteamiento para Euskampus Fundazioa que permita consolidar y sistematizar las actuaciones nucleares del proyecto CEI. También diversificar la actividad de la Fundación, explorando nuevos terrenos de juego de alta complejidad y trabajando dinámicas cooperativas transdisciplinares con enfoques sistémicos. Me apasiona el mundo universitario, la ciencia, la tecnología y su relación con nuestra evolución como sociedad y como especie.

Licenciado y Doctor en CC. Físicas por la UPV/EHU. Experto universitario en periodismo y comunicación científica por la UNED.

He trabajado como profesor en el Departamento de Física de la Materia Condensada de la Facultad de Ciencias de la UPV/EHU y profesor de la UNED (1998-2000), ingeniero de proyectos internacionales en Gamesa Energía (2000), investigador y jefe de proyectos en LABEIN-Tecnalia (2000-2006), profesor en la Universidad de Deusto (2002 – 2003), responsable de proyectos y comunicación en el CIC nanoGUNE (2006-2009), manager de la Agencia nanoBasque de la SPRI (2008-2009) y director del Instituto Tecnológico de la Universidad de Deusto – DeustoTech (2009-2011).

Soy autor de más de 80 publicaciones científicas internacionales indexadas en el Web of Knowledge y autor de 3 patentes. Fui el coordinador de los congresos Atom by Atom y Passion for Knowledge, celebrados en Donostia-San Sebastián en 2009 y 2010, respectivamente.

Apasionado de la lectura, a veces me da por pensar y escribir historias. Aprender constantemente, mantener una mente abierta, confiar y esperar siempre lo mejor, me guío más por la curiosidad que por la utilidad. Meditación Zen o algo parecido, práctica contemplativa, nunca he visto incompatible la ciencia con la espiritualidad. Me gusta nadar y andar en bici. Prefiero la naturaleza a grandes entornos urbanos, aunque me gusta perderme en grandes ciudades de vez en cuando. Y por último, pero no menos importante, soy padre de cuatro niños con los que comparto todo lo anterior.