El Curso de Verano transfronterizo “Una universidad que mira al mar” un éxito que se repetirá

1969/12/31 00:00:00 GMT+2

Hoy, 20 de julio, a las 12 del mediodía ha finalizado el curso transfronterizo «Una universidad que mira al mar» en la Escuela de Ingeniería de Bilbao (UPV/EHU) – Edificio Portugalete.


Este Curso de Verano pionero, que comenzó el 11 de julio, ha tenido como centro de conocimiento el buque escuela Saltillo y la costa vasca, así como varios enclaves de la misma (Portugalete, Bilbao, Santurtzi, Mutriku, Donostia y San Juan de Luz/Ziburu) donde se han impartido ponencias abiertas a toda la ciudadanía. Las dos tripulaciones participantes, alumnado universitario de UPV/EHU y la Universidad de Bordeaux, llevarán lo aprendido a sus respectivas universidades, saberes que abarcan tanto la náutica como la sostenibilidad de nuestros mares y océanos.

En la rueda de prensa han participado los agentes, que en colaboración entre sí y tras un trabajo previo exhaustivo y riguroso, conformaron lo que esta aventura tendría de especial: la transmisión del conocimiento en un espacio intercultural, multilingüe y de convivencia, extraordinarios

El resultado no ha podido ser más positivo, así lo ha expresado Eva Ferreira, rectora de la Universidad del País Vasco UPV/EHU: “Estoy segura de que esta ha sido, en el plano personal, una experiencia extraordinaria. Y estoy segura también de que lo ha sido en el plano académico: una iniciativa universitaria original, atractiva, que combina el estudio de la navegación y de la biología, y que, a la vista del éxito con que se ha desarrollado, tendrá también continuidad en próximas ediciones de nuestros Cursos de Verano”.

Por su parte, Charles Pinto, director de la Escuela de Ingeniería de Bilbao ha recalcado la importancia de la experiencia directa de este curso: “Los Cursos de Verano de la UPV/EHU son una oportunidad para cruzar conocimiento, con el añadido de su apertura a personas que viven fuera de Euskadi. Esta edición 2022, tiene como oferta un atractivo curso de Verano Transfronterizo "Una universidad que mira al mar”, qué mejor formar de mirar al mar, que estando en el propio líquido salado, cerca de nuestras costas. Una de las apuestas del curso es la mezcla entre universidades transfronterizas, culturas, formaciones y géneros. Con estos ingredientes se ha permitido al estudiantado de la Universidad del País Vasco UPV/EHU y de la Universidad del Burdeos, compartir unos proyectos en un espacio muy limitado. En concreto, el Buque Escuela “El Saltillo”, ha sido el escenario privilegiado para llevar a cabo este proyecto innovador y original. Tras una primera fase de acercamiento y de Team Building, en tierra, las y los estudiantes participantes, junto con la tripulación formada por alumnado de la Escuela de Ingeniería de Bilbao y su Capitán Mikel Lejarza, han puesto a prueba sus habilidades y competencias entre los puertos de Santurtzi/Portugalete y Saint Jean de Luz. La experiencia, según las actoras y los actores del Curso, ha sido muy satisfactoria y dinámica”.

La co-directora del curso Julieta Barrenechea de la Fundación Euskampus ha querido recalcar lo siguiente: “Este curso ha permitido además reforzar la colaboración entre la UPV/EHU y la Universidad de Burdeos que desarrollan un Campus de Excelencia internacional y transfronterizo desde hace más de 10 años. Estas dos tripulaciones de estudiantes de distintas disciplinas han compartido una experiencia muy intensa tanto en términos de conocimiento como en términos de convivencia. Con ellos y ellas hemos podido reforzar el lazo entre las dos universidades desde su eslabón más fuerte: la nueva generación de profesionales y científicas que sabrán así navegar por un océano de conocimientos y territorios sin fronteras.”

Uno de los grandes protagonistas de este curso que ha navegado por el conocimiento ha sido sin lugar a duda, el buque escuela Saltillo. Estas son las palabras que su capitán, Mikel Lejarza, ha transmitido: “Un exitoso primer viaje como curso de verano. Desde que Eva Ferreira nos planteó la posibilidad de hacer este curso hasta ahora, ha llovido mucho, hemos trabajado bastante, y todo lo preparado ha estado muy hilado y ha salido bien. Tenía dos miedos principales, el tiempo y la respuesta de las tripulaciones. Hemos tenido dos diferentes tripulaciones y, tanto una como la otra, se han acoplado muy bien al barco, a la convivencia. En los barcos yo doy mucha importancia a la convivencia y al saber estar, porque ese es el éxito de la navegación y de todo lo demás”.

Los participantes de ambas tripulaciones universitarias han querido aportar su propia valoración de la experiencia. Martin Van Roy de la Universidad de Bordeaux ha comentado: “Para mí ha sido una oportunidad increíble y he podido conocer a gente extraordinaria, así como aprender sobre ecología, entre otros. Y no puedo estar más agradecido por ello”. Elise Baritaud de la Universidad de Bordeaux ha dicho: “Quería agradecer a Mikel (capitán) por todo, así como al resto por hacer que la experiencia haya sido única. Espero que se celebre otra vez, porque personalmente es una experiencia muy interesante porque descubrimos lugares nuevos por nosotros mismos”. Fanny-Laure Thomassin de la Universidad de Bordeaux, se ha sumado a las palabras de sus compañeros: “He aprendido en el plano personal y profesional, hemos aprendido mucho sobre navegación, pero no solo eso, cosas que no esperábamos también. Gracias por hacer esto posible”. 

Por su parte, Javier Sanz alumno de Náutica y parte de la tripulación del Saltillo ha comentado: “El viaje ha salido perfectamente, todos igual estábamos un poco nerviosos al principio por si nos íbamos a llevar bien o mal, y quiero recalcar que lo importante es que ha habido una actitud muy buena en el barco, nos hemos llevado perfectamente con la primera como con la segunda tripulación, y hemos llegado incluso a entablar una gran amistad”.

Además de todo lo anterior, un aspecto primordial ha sido la transferencia del conocimiento en 4 lenguas. Las 3 lenguas locales como son el euskera, el francés y el castellano, así como el inglés como lengua franca. Todos han hecho uso de su repertorio lingüístico para facilitar al máximo la comunicación y la buena convivencia. Asimismo, las y los ponentes han hecho un gran esfuerzo por emitir sus charlas en formatos multilingües. Además, el grupo contó con recursos en 4 lenguas para una convivencia ágil y abierta en el barco: toda la terminología básica del velero, guías e instrucciones/uso de materiales, así como las pautas para el cuaderno de bitácora que han ido confeccionando a lo largo del viaje. La diversidad lingüística ha sido un referente y la flexibilidad y tolerancia hacia estas prácticas multilingües una gran oportunidad para la cohesión social del grupo. Una manera enriquecedora de mantener la identidad lingüística propia, abrazando al mismo tiempo la identidad del prójimo.

Dado el éxito del programa, se empieza ya a trabajar en la próxima edición en el 2023. 

Este curso se ha organizado en el marco del programa Cursos de Verano Transfronterizos – UNUM.

 

Suscríbete al boletín Newskampus

He leído y acepto la política de privacidad